Evitar el SPAM en tu sitio web WordPress

Recibes un correo, compruebas el asunto, te fijas en el remitente, ¡ES UN NUEVO COMENTARIO EN TU WEB!
Por fin tras tanto sacrificio, posicionamiento, horas de diseño y programación ¡ya empiezas a crear tu propio tráfico!

Pero de repente, hay algo que no cuadra, recuerdas que en tu sitio web todavía no has habilitado la sección de comentarios, empiezas a leer el correo de arriba a abajo, revisas el autor y su comentario, y al final no parece nada más que un comentario en una lengua totalmente diferente a la de tu WordPress y además de esto, es solo otro comentario genérico del montón.

Normalmente, en cuanto algunas entradas o páginas empiezan a ganar algo de tráfico, muchos bots y spiders también caen en tu mismo post popular y ocasionalmente empiezan a escribir comentarios para intentar atraer tu atención y la de tus visitantes para generar tráfico en sus páginas web.

A nadie le gusta el SPAM, ni el enlatado ni el no deseado en nuestro correo o sitio web, pues genera una mala reputación tanto para tus visitantes como a los ojos de San Google, pues el ranking de tu sitio web en Google puede verse afectado si recibes este tipo de tráfico negativo.

¿Qué opciones tengo?

Para variar, varias. La más rápida y sencilla sería la de toquetear las configuraciones nativas de tu sitio WordPress.

Configuraciones del propio WordPress

Para empezar, accederíamos a https://tu-sitio.com/wp-admin/options-discussion.php y empezar a leer todas las opciones que podemos activar, desactivar o configurar a nuestras necesidades.
Las más recomendables para el tema del SPAM son las últimas. En este caso podemos elegir si aprobar o no manualmente los comentarios, o mantener en espera aquellos que contengan más de los enlaces que se especifiquen.

Akismet Spam Protection

Uno de los mejores plugins para WordPress y un must-have sería el Akismet Anti-Spam, el cual tendremos que instalar y activar en nuestro WordPress a la par que creamos una cuenta de usuario (sea gratuita o de pago) en el siguiente enlace.

Una vez registrados, recibiremos automáticamente una clave API a introducir en nuestro WordPress de un formato parecido al siguiente: 51f925d81006. Una vez introducida, conectamos con la clave API, esperamos unos segundos y veremos el panel de control del plugin, el cual nos habilitará diferentes opciones acerca los posts, comentarios y protección anti-spam.

reCAPTCHA v3

El famoso Captcha de Google viene cargado de novedades en esta versión 3, una de las más importantes es que el reCAPTCHA no es visible, es que para esta versión un visitante no necesita demostrar que es humano, ya que el sistema es capaz de saberlo gracias a las interacciones que hace el visitante con el sitio web.

Para explicarlo con más detalle, Google afirma que se puntuará a cada visitante de una manera distinta, y las interacciones que servirán para determinar el puntaje de cada persona o visitante van desde el movimiento del mouse, hasta el tiempo que pasa en cada sección del sitio y los clics que realiza.

En resumen, adiós al hecho de seleccionar cuántos semáforos hay en la imagen.

Para empezar, tendremos que acceder al siguiente hipervínculo y seguir las instrucciones indicadas en el formulario de Google.

Por otra banda, una vez que lo tengamos creado en Google, es hora de integrarlo con nuestro WordPress. Podremos hacer clic aquí para visitar el manual del desarrollador acerca de la integración de reCAPTCHA v3 para tu WordPress.

Personalmente considero que esta es una de las mejores opciones y evitar de todas las maneras posibles decantarse por la instalación de un plugin reCAPTCHA, pues la instalación de muchos plugins puede afectar negativamente al rendimiento del WordPress.
Para más información sobre el servicio, podéis revisar la landing page de Google para el reCAPTCHA aquí, y aquí también para saber más y ver vídeos de demostración del funcionamiento de la utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.